El escritor

martes, 10 de enero de 2017

Demonios de los cielos.


Cántico primero.

«Ylios»

Créditos de imagen.


ーComienza el narradorー
De los primeros en recorrer los cielos,
era la luz del firmamento,
orgulloso de su trabajo,
era benévolo.
ーComienza el coro de ángelesー
¿Quién lo deformó?
Todo el mundo se preguntó,
cuando a la cumbre llegó,
y su gesto cambió.
Pánico y terror,
a muchos provocó.
Nadie nunca más
a él lo consultó,
ya que el miedo profesado
resultaba casi macabro.
El dios lumínico,
había sido profanado,
algo en él había cambiado,
su amor lo había traicionado,
su amor lo había abandonado,
¿y quién lo había provocado?
La envidia de los dioses
que a él lo habían creado.
De su amor se gestó,
un odio de gran furor,
una guerra eterna,
 sin miedos se desató.
Los siglos han pasado,
pero nunca ha terminado,
su descendiente prosigue el trabajo,
luego de ser vilmente engañado,
y él siente odio por el amor
que una vez profesó.
Cuentan las leyendas,
de la última vez que habló,
una risa enajenada,
que a toda la tierra llegó,
sentías el odio,
la ira, el rencor,
sentías la locura,
desespero, y desamor.
ーRegresa el narradorー
A más de uno
a su demencia arrastró,
y ahora son leyendas,
del año 0 TDM en que ocurrió,
el tiempo en que todo,
de nuevo comenzó.



Cántico segundo.

«Fenyari»

Créditos de imagen.


ーComienza el narradorー
De las primeras en recorrer los cielos,
era la penumbra del firmamento,
orgullosa de su trabajo,
era benévola.
ーComienza el coro de ángelesー
¿Quién la deformó?
Todo el mundo se preguntó,
cuando a la cumbre llegó,
y su gesto cambió.
Decepción y humillación,
sin ánimos a todos ella dejó.
Nadie nunca más,
a ella consultó,
ya que su pena contagiosa,
mataba de dolor,
la diosa de las penumbras,
engañada se quedó,
pues a sus oídos,
la verdad nunca llegó.
Ella se quebró,
ella casi murió,
¿Y quién lo provocó?
La envidia del Dios,
que una vez la creó.
De su antiguo amor,
se gestó una depresión,
una guerra se desató,
y nunca terminó,
Los siglos han pasado,
y su hija se ha hecho cargo,
aunque no quiere ser,
lo que su madre ya es,
menguante depresión,
por lo que una vez amó.
Cuentan las leyendas,
de la última vez que lloró,
una lluvia que nada duró,
pero tan fuerte que,
casi al mundo ahogó,
lloraba de pena,
lloraba de amor,
lloraba engañada,
de lo que en verdad ocurrió.
ーRegresa el narradorー
A más de uno,
a su melancolía arrastró,
y ahora son leyendas,
del año 0 TDM en que ocurrió,
el tiempo en que todo,
de nuevo comenzó.



Cántico tercero.

«Ylios & Fenyari»

Créditos de imagen.

ーComienza el narradorー
10000 años antes,
antes de que se quebrara todo,
antes de que lo dioses,
además de ciegos,
se volvieran locos.
ーComienza el coro de ángelesー
Existió un gran amor,
entre ella y él,
los dioses de la creación,
cansados de nada ver,
decidieron bautizar,
a una esfera de calor,
Ylios se le llamó
el día se creó,
a todos él deslumbró,
con su fuerza y su valor,
Ellos querían descansar,
y un oxímoro al día crear,
de la sonrisa ella nació,
Fenyari se le nombró,
por fin la noche se creó,
a todos enamoró,
con su figura y su pasión,
Ylios siempre la vio,
más nunca se le acercó,
Fenyari sonreía,
su figura era sonrisa,
ellos no sabían,
que al otro pertenecían,
su relación perenne sería,
y el castigo de su amor sería,
su eterna relación.
Les tocó viajar,
por todo tierra y mar,
separados el uno del otro,
ellos debían de estar,
devoción a su amor,
él demostró,
cuando a Fenyari
por fin se declaró...
Fenyari se iluminó,
lo que siempre soñó,
por fin ocurrió,
y los unió su gran amor,
contra toda ley,
de que se pudieran ver.
Dioses desgarrados,
iracundos y observando,
envidiando lo inferior,
hicieron creer a Fenyari,
que Ylios la engañó,
ella en venganza,
a él lo abandonó,
en el choque de luna y sol,
donde se encontraban los dos,
Ylios esperando se quedó,
ahí la cordura perdió,
Fenyari se vengó,
cayendo en depresión,
Ylios no entendió,
loco se volvió,
el odio entre su amor,
para siempre se acrecentó,
una guerra comenzó,
y los dioses de los cielos,
pasaron a ser demonios,
del firmamento.
−Comienza el narrador−
Desde el comienzo del odio,
se empezó a contar de nuevo el tiempo,
desde esa guerra entre ellos,
inicia el año 0 TDM.



Nota, Ylios & Fenyari fueron obligados a tomar forma carnal cuando del amor gestaron su odio. Por ello en el tercer cántico aparecen con sus formas astrales. Ellos dan el inicio y fin a los días desde su creación por mano de los elementales. Han sido casi los últimos en el orden de creación. Sus hijos, los fenrirs del sol y de la luna prosiguen su guerra, al igual que ellos se enamoraron para luego ser engañados y gestar su odio.
Compartir:

0 comentarios:

Cincopa Gallery

...

Seguidores

¿Quieres que te avise con cada post?

Google+ Seguidores

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *